Consulta Especializada de Glaucoma

El glaucoma es una enfermedad crónica, progresiva e irreversible producida generalmente por aumento en la presión intraocular (como consecuencia de una alteración en el sistema de drenaje del humor acuoso), que genera daño en el nervio óptico y, por ende, una reducción del campo visual.

Por la ausencia de síntomas, es una enfermedad silenciosa que por lo general pasa desapercibida durante muchos años hasta reducir de manera importante la visión del paciente, llegando incluso a la ceguera.

Por su carácter crónico e irreversible, el paciente con glaucoma debe ser monitoreado periódicamente con controles de presión intraocular, estudio del campo visual o campimetría, paquimetría y estudios de imágenes del nervio óptico, bien sea con fotografías o con tomografía óptica coherente (OCT).